¿Qué es la aluminosis?

473
que es la aluminosis
Celda unitaria de la alúmina que se presenta en el cemento aluminoso - DOMINIO PUBLICO

¿Qué es la aluminosis en los edificios? La aluminosis es una patología que afecta a la durabilidad del hormigón producida por el empleo de cemento aluminoso (CAC-R), un tipo de cemento empleado entre los años 50 y 80 debido a sus altas resistencias iniciales.

La aluminosis consiste en un acelerado proceso de degradación del concreto que ve aumentada su porosidad y pierde parte de su resistencia, comprometiendo la integridad de las estructuras.

La alcalinidad del hormigón (pH~15)  forma una capa microscópica de óxido (capa pasiva) alrededor de las barras de acero que las protege de la corrosión. Esta protección alcalina puede verse reducida por la carbonatación o por la acción de los iones cloruro, lo que favorece la aparición de fenómenos de corrosión.

La humedad ambiental es un factor que agudiza el riesgo de aluminosis así como las fugas de agua ocurridas en las zonas húmedas de las viviendas, como aseos o cocinas.

En los años 90, algunos sonados casos, como el derrumbe del techo de un edificio en Turó de la Peira, provocaron una auténtica alarma social.

La progresiva pérdida de resistencia mecánica del concreto afectado por aluminosis hace que, si bien la EHE permite el empleo de cemento de aluminato de calcio en hormigones, sin embargo lo contraindica en el caso del hormigón armado estructural, hormigón en masa o armado de grandes volúmenes y lo proscribe en el caso del hormigón pretensado.

La aluminosis es la consecución de estos tres procesos: conversión de los aluminatos metaestables, carbonatación del cemento e hidrólisis alcalina.

Los síntomas de la aluminosis aparecen con mayor frecuencia en viguetas de forjados de edificios construidos en zonas marítimas con ambientes salinos y zonas industriales con atmósfera agresiva, siendo los forjados de cubierta los más afectados.

Procesos químicos de la aluminosis

En la aluminosis intervienen dos fenómenos, que son el aumento de la porosidad del hormigón y la carbonatación del cemento.

La mayor porosidad provocada por la aluminosis está causada por el cambio de estructura interna del cemento aluminoso, que pasa de hegagonal a cúbica en condiciones de humedad y temperatura altas. La estructura cúbica, al ser más densa, hace que el cemento pierda volumen, aumentando la porosidad y perdiéndose resistencia mecánica, a la vez que aumenta el riesgo de que la humedad penetre en las vigas.

La porosidad de las viguetas prefabricadas con cemento aluminoso puede llegar al 20%.

La carbonatación es una reacción química del CO2 con los silicatos alumínicos que modifica resistencia del cemento y sobre todo su ph.

 

 

Aluminosis en edificios: soluciones

Una de las soluciones actuales para la aluminosis en edificios consiste en unos sistemas de vigas mecanizadas que se colocan bajo las vigas afectadas, que deberán tener su correspondiente documento de idoneidad técnica. Estas vigas se adaptan a las luces del forjado siendo montadas por tramos. Las armaduras que queden vistas de las vigas a reparar deberán limpiarse de óxido y pasivizarse, para frenar su progreso, para quedar luego recubierto por mortero de reparación.

También se puede proceder a la sustitución integral de las vigas o viguetas afectadas, lo que conduce en muchos casos al desalojo temporal de los vecinos del edificio. Las nuevas vigas o, en su defecto, los refuerzos deberán ignifugarse para garantizar una adecuada resistencia al fuego, para lo que suele emplearse lana de roca o perlita.

Si se tienen sospechas de una posible afección por aluminosis, se debería realizar una prueba o test de aluminosis, que consiste en la extracción de muestras de hormigón con el fin de determinar la existencia o no de cemento aluminoso en su composición.

Algunos casos de aluminosis en edificios los encontramos en la urbanización Las Chumberas, en San Cristóbal de La Laguna (Santa Cruz de Tenerife), en el edificio Iders, y en el edificio del Depósito de Locomotoras (Valladolid), entre otros. La aluminosis en Cataluña afectó a más de 80.000 viviendas y llegó a provocar el derrumbe del techo de un edificio del Turó de la Peira.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here