Bordes para piscinas

86
Borde de piscina con rejilla
Borde de piscina con rejilla

Los bordes para piscinas están formados por un paseo o pavimento que rodea todo el perímetro del vaso y que permanecerá  libre de obstáculos e impedimentos.

Los pavimentos de los bordes para piscinas serán higiénicos, antideslizantes e impermeables, con una anchura mínima en torno a un metro, variando según normativas, y se construirán con una ligera pendiente hacia el exterior para evitar, así, los charcos y el vertido de agua y suciedad hacia el vaso.

En el borde de la piscina existirá un paseo o andén perimetral al vaso de la piscina (playa), que será de material liso, impermeable y no resbaladizo.

Tendrá una anchura de un metro y una pendiente hacia el exterior del 2%, para escurrir el agua y evitar el encharcamiento, aunque pueden variar en función de la comunidad autónoma y su normativa.

Los bordes de piscinas y sus remates vienen en diversos materiales y formas como baldosas, cerámica, roca artificial, piedra natural, piedra reconstituida, madera, hormigón, gres porcelánico e, incluso mármol.

En los bordes de las piscinas se sitúan los rebosaderos, que son los encargados de limitar el nivel máximo del agua de la pileta. Además, el borde desagua la película superficial de impurezas y sirve como asidero para los bañistas.

Bordes de piscina antideslizantes

Los bordes para piscina deben ser antideslizantes. Para ello, las superficies de los pavimentos de las piscinas suelen estar texturadas para aumentar la adherencia y evitar resbalones.

La Sección U 6 Seguridad frente al riesgo de ahogamiento, de aplicación a las piscinas de uso colectivo, dice en su apartado 1.3 que el andén o playa que circunda el vaso cumplirá con lo establecido en el apartado 1 de la Sección SU 1, en relación a las exigencias de resbaladicidad, y tendrá una anchura mínima de 1200 mm.

La textura de la base porosa antideslizante se consigue con un tratamiento químico que forma una gran cantidad de microporos por unidad de superficie. Los poros deben ser amplios, sin cuello, para evitar la retención de la suciedad y para facilitar el mantenimiento.

Cerca de la piscina debemos disponer de bocas de riego que nos permitan llevar a cabo periódicamente su limpieza y desinfección.

Bordes atérmicos para piscinas

Los bordes atérmicos para piscinas están hechos con materiales anticalóricos que mantienen su superficie templada incluso con altas temperaturas. De este modo, no nos quemaremos los pies.

Las losetas de los bordes atérmicos están fabricadas con una fórmula que incluye roca volcánica y absorben hasta 15ºC menos que los pavimentos de uso común en exteriores.

Bordes para piscinas de natación

Aunque es conveniente hacerlo en todo el perímetro, los bordes para piletas de natación tienen que disponerse, al menos, en tres lados de su perímetro, siendo el cuarto el muro para las plataformas de salida.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here