¿Cómo saber si un piso tiene aluminosis?

240
Piso con aluminosis en piscinas cubiertas - Imagen: elconfidencial.com
Piso con aluminosis en piscinas cubiertas - Imagen: elconfidencial.com

Para saber si las vigas de un piso que presentan fisuras y manchas de óxido están afectadas de aluminosis es fundamental determinar si el hormigón empleado contiene cemento aluminoso en su composición.

Para detectar con certeza la presencia de cemento aluminoso es preceptiva la realización de un test de aluminosis por parte de un técnico competente. Esto es porque no es fácil determinar a simple vista si un elemento de hormigón se encuentra carbonatado, así que puede ser necesario la extracción de testigos y el empleo de un revelador (fenolftaleína).

No obstante, si sospechamos que nuestro piso puede estar afectado de aluminosis, lo primero que podemos hacer es realizar la prueba del color que consiste en una inspección visual con el fin de detectar zonas donde el hormigón ha adquirido una tonalidad ocre o marrón oscura, lo que sería un síntoma de la existencia de cemento aluminoso.

Asimismo, podemos detectar a simple vista las viguetas con signos de pandeo, flechas o deformaciones excexivas, desconchado del recubrimiento de hormigón o manchas de óxido debidas a la corrosión de las armaduras. El pandeo y las flechas excesivas se producen como consecuencia de la progresiva pérdida de resistencia mecánica del hormigón y la pérdida de sección del acero.

Test de aluminosis

Si tienes sospechas de una posible afección por aluminosis, deberías encargar un test de aluminosis. Esta prueba consiste en la extracción de muestras de hormigón con el fin de determinar, en laboratorio especializado, la existencia o no de cemento aluminoso en su composición. El test de aluminosis debe ser analizado y certificado por un arquitecto o aparejador colegiado que se encargará de redactar y visar el informe correspondiente.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here