Construcción de piscinas de bloques de hormigón

237
Construcción de piscinas de bloques

La construcción de piscinas de obra con bloques de hormigón se utiliza como alternativa a otras como las piscinas de hormigón armado o las modernas piscinas prefabricadas de fibra de vidrio.

Los bloques de hormigón , que se unen mediante mortero, se rigen, en España, por las especificaciones del Documento Básico DB-F Seguridad Estructural: Fábrica.

En una piscina consideramos un ambiente agresivo por cloruros (ambiente IV). En tal caso, el DB obliga al uso de bloques de hormigón con cemento CEM III y CEM IV,  prohibiendo el empleo de bloques de hormigón espumoso.

Estos bloques de concreto se utilizan como encofrado perdido a dos caras del vaso, pues deben armarse y posteriormente rellenarse de hormigón los huecos de las secciones de dichos bloques. Por la estructura porosa de los bloques de hormigón, se deberá tener especial cuidado con el enfoscado posterior, que se realizará con un mortero hidrófugo.

Los cimientos de las paredes del vaso de la piscina se realizarán con una mezcla, de una parte de agua, 2,5 de cemento y 3,5 partes de arena, colocando la primera hilada sobre una solida base de hormigón de al menos unos 6 cm. por cada lado y antes que haya fraguado la cimentación, a fin de que agarren perfectamente los bloques, y estos unidos con mortero. Una vez asentada la primera hilada de bloques, se procederá a disponer las armaduras.

Con un correcto dimensionamiento y disposición constructiva del armado de las paredes del vaso de la piscina, queda superada la limitación práctica de altura que tienen las piscinas de fabrica de ladrillo.

El cálculo inicial para una piscina de uso familiar sería el del volumen necesario, que es el correspondiente a una superficie de unos 3,5 m2 por persona. El pavimento que rodea el perímetro del vaso de la piscina se construye con una ligera pendiente hacia el exterior para impedir la formación de charcos y el vertido de agua hacia el vaso.

Garantías en la construcción de piscinas

Se entiende por garantía el compromiso que adquiere el profesional con su cliente para resolver los problemas que pudieran surgir una vez terminado y entregado el trabajo realizado. Los plazos de vigencia de estas garantías serán los que decida el profesional según sus compromisos comerciales y técnicos. Puesto que él es quien garantiza, será él quien decida discrecionalmente los plazos. No obstante  y con el fin de evitar una competencia desleal, se cree necesario fijar el compromiso de unos mínimos exigibles, que serán lo siguientes:

  • Piscinas prefabricadas: las garantías del vaso serán las que indique el fabricante.
  • Garantía de Estanqueidad: 5 años
  • Garantía del Resto de Trabajos: 2años.
  • Garantía de Instalaciones: un año.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here