Filtros para piscinas

92
Filtro piscina

Los filtros para piscinas forman parte del proceso físico por el cual el agua de la pileta pasa a través de ellos cada cierto intervalo de tiempo dejando allí depositadas las impurezas y partículas que el agua lleva en suspensión.

Los filtros son elementos fundamentales del sistema de depuración de las piscinas.

El principio de los filtros para piscinas está basado en el paso del agua a través de un medio poroso capaz de retener las partículas en suspensión del agua y la materia coloidal. Las dimensiones de los poros del filtro de la piscina determinan la calidad de la filtración y existe una relación directa entre el caudal de la bomba y el diámetro del filtro.

Para mantener limpia y saludable el agua de la piscina, el filtro debe ser capaz, independientemente de su tipo, de retener las partículas en suspensión con tamaño superior a 20 micras.

No obstante, la filtración del agua de la piscina por sí sola no basta sino que tiene que estar apoyada con un adecuado tratamiento químico, y al revés.

Filtros de diatomeas

Los filtros de diatomeas utilizan para la filtración del agua de la piscina unas tierras llamadas diatomáces, presentadas en forma de polvo. Las diatomeas son restos fosilizados de microorganismos o algas marinas monocelulares, con las pa­redes impregnadas de materia silicea.

Las partículas de las diatomeas son muy pequeñas, no excediendo su tamaño 1/200 milésimas de pulgada. Por su alta porosidad, los filtros de diatomeas tienen un excepcional poder filtrante capaz de obtener una calidad del agua de laboratorio y reteniendo partículas de tamaño inferior al de las bacterias.

La velocidad de filtración de los filtros de diatomeas es reducida, de unos 5 m3/m2/hora, dada la gran finura del material de filtrado.

Conviene tener en consideración que aunque es un sistema que puede aportar importante ahorros es un sistema caro y no se instala correctamente, los gastos de mantenimiento pueden ser disparatados.

Los filtros de diatomeas se emplean en todo tipo de piscina pero si el agua es susceptible de estar muy sucia sería recomendable instalar un sistema de prefiltro de sílex o zeolitas (preferible).

Filtros de cartuchos para piscinas

Los filtros de cartucho empleados en la depuración de piscinas son parecidos a los empleados en los automóviles. Estos filtros están a medio camino entre los filtros de sílex y los filtros de diatomeas.

La filtración por cartuchos consiste en hacer circular mediante presión el agua por el interior de un portacartuchos en el que se encuentran alojados los cartuchos filtrantes. El agua pasa a traves del cartucho filtrante donde deja retenidos los contaminantes.

La filtración mediante cartuchos filtrantes es la más indicada cuando las exigencias de calidad y seguridad son elevadas. Los cartuchos filtrantes se fabrican en diferentes materiales, como polipropileno, polietersulfona, celulosa, nylon o acero inoxidable. El empleo de uno u otro es función de las características del fluido y de la calidad final de filtración deseada.

Filtros de arena

Los filtros de arena son el sistema más empleado en la depuración de piscinas. Estos filtros están formados por capas de arena de sílice de grano grueso limpia de lodos y elementos orgánicos e inorgánicos. El tamaño de los granos de arena de estos filtros está entre 0,40 y 0,50 mm.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here