Hormigón proyectado

111
hormigon proyectado gunita

El hormigón proyectado (shotcrete) es un hormigón obtenido con la ayuda de una mezcla preconfeccionada, el material de proyección. Por medio de una máquina de proyectar, se introduce en una tubería de impulsión en la que se transporta, generalmente mediante un flujo de aire comprimido, hasta la lanza o tobera, manejada por el portalanza o gunitador.

El gunitador dirige el chorro que sale de la lanza contra la superficie de aplicación sobre la cual se adhiere el material de proyección, compactándose al mismo tiempo por la fuerza de impacto. Contrariamente a lo que ocurre con el concreto tradicional, que se coloca primeramente en obra y se compacta acto seguido, el hormigón gunitado se aplica y se compacta simultáneamente.

hormigon proyectado shotcreteAl proyectar el hormigón, en el momento de su impacto sobre la superficie de aplicación, una parte del material rebota. Este material recibe el nombre de material de rebote. Esta pérdida de material es otra de las características del hormigón proyectado.

La superficie de aplicación del gunitado, o soporte, puede presentar cualquier estructura e inclinación. El hormigón proyectado se adhiere a la superficie de aplicación y se coloca en obra por capas. También esto le diferencia del hormigón convencional.

Hormigón proyectado por vía seca y vía húmeda

La proyección del hormigón gunitado puede tener lugar por vía seca o por vía húmeda. Los dos procedimientos se distinguen por la mezcla previamente confeccionada y por el equipo mecánico.

El método de proyección por vía seca utiliza una mezcla en seco constituida por áridos con humedad natural y cemento. La mezcla en seco se transporta con la ayuda de aire comprimido, añadiéndose el agua solamente en la lanza.

Más reciente y menos difundido, el procedimiento de proyección por vía húmeda utiliza una mezcla que contiene ya el agua necesaria, es decir que no es preciso añadirla en la lanza.

Hormigón clásico y hormigón proyectado

Las propiedades del concreto proyectado son más o menos parecidas a las del hormigón clásico, notablemente en lo que respecta a la densidad aparente, a la resistencia a la compresión, a la tracción y al cizallamiento.

En cambio, gracias a su estructura particular, la gunita es más impermeable y más resistente a las heladas que un hormigón tradicional de la misma composición. Además, el hormigón proyectado presenta una característica notable: se adhiere íntimamente a la superficie de aplicación y permite obtener la forma de superficie deseada.

Aplicaciones del hormigón proyectado

Los campos de aplicación del concreto proyectado son múltiples:

  • Sirve para consolidar rocas en los trabajos subterráneos (galerías, túneles, cavernas), así como taludes y paredes rocosas al aire libre.
  • Reparación y refuerzo de obras de hormigón y de mampostería defectuosas.
  • Revestimiento e impermeabilización de obras hidráulicas.
  • Realización de elementos portantes tales como paredes, techos y cúpulas.
  • Piscinas de hormigón proyectado: en los últimos años se ha incrementado el uso de este sistema en la construcción de piscinas. Es un sistema rápido y útil, cuando las paredes tienen un trazado curvo, ya que no existen juntas de construcción, ni de dilatación consiguiendo una estanqueidad mayor.

La ejecución de trabajos con hormigón proyectado es un arte que requiere el conocimiento de nociones teóricas pero especialmente una gran experiencia práctica.

Más información:

Hormigón proyectado: dosificación, fabricación y puesta en obra (Ciccp)

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here