Seguridad en ascensores para personas

104
Ascensores componentes de seguridad

La seguridad en los ascensores tiene como objetivo reducir el riesgo de caída de la cabina, incluso cuando se interrumpe el suministro de energía, y eliminar los riesgos para las personas, ya estén dentro o fuera de la misma.

Para garantizar un adecuado nivel de seguridad se deben de tener en consideración todos los elementos del ascensor, como son la cabina y sus elementos de suspensión y/o de sustentación.

El Real Decreto 57/2005, de 21 de enero, por el que se establecen prescripciones para el incremento de la seguridad del parque de ascensores existente, es de aplicación a los ascensores y sus componentes de seguridad, componentes que están enumerados en su anexo IV.

El ascensor modelo es un ascensor representativo cuyo expediente técnico muestre cómo se van a respetar los requisitos esenciales de seguridad en los ascensores derivados del ascensor modelo en función de parámetros objetivos y en el que se utilicen componentes de seguridad idénticos.

El fabricante de los componentes de seguridad es el responsable del diseño, fabricación e instalación de los componentes de seguridad de los ascensores, y es quien debe colocar el marcado CE y extender la declaración CE de conformidad que les acompaña.

Para garantizar la seguridad de las personas que están fuera de la cabina debe imposibilizarse su acceso al hueco de recorrido del ascensor, excepto para mantenimiento y emergencias. Si una persona se encuentra en el hueco, debe imposibilitarse el uso ordinario del ascensor.

Para evitar el riesgo de aplastamiento de las cabina cuando está en sus posiciones extremas se dispone un foso o o un refugio del ascensor, debiéndose instalar dispositivos amortiguadores de la marcha entre el fondo del hueco y el suelo de la cabina del ascensor.

Un dispositivo de interbloqueo es el encargado de impedir que la cabina del ascensor entre en movimiento si las puertas de los rellanos no están cerradas y bloqueadas. Este dispositivo también debe impedir que las puertas se abran si la cabina no ha detenido su movimiento.

Por su lado, para asegurar la seguridad de las personas que están dentro de la cabina, ésta contará con un equipo de comunicación bidireccional conectado con un servicio de intervención rápida en caso de ocurrir alguna incidencia. Las cabinas deben disponer de ventilación e iluminación suficientes y todos los dispositivos de seguridad deberán funcionar incluso en caso de interrupción del suministro eléctrico, incluyendo la iluminación de socorro.

Otros riesgos para los usuarios de los ascensores están relacionados con las puertas de las cabinas que, si están motorizadas, deben ir provistas de un dispositivo que evite el peligro de aplastamiento mientras se mueven, además de presentar una adecuada resistencia al fuego con el fin de evitar la propagación de las llamas y de la radiación térmica en caso de incendio.

Norma armonizada UNE-EN 81-2 Normas de seguridad para la construcción e instalación de los ascensores Parte 1: Ascensores hidráulicos

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here